La oración es una de las armas más poderosas que podemos usar para primeramente decretar y hablar con Dios. Aunque se usa también para poder referirse a “arcángeles”, esto lo hace más que todo la iglesia católica, el catolicismo muchas veces...