Oraciones a San Onofre

Oraciones a San Onofre
5 (100%) 3 votes

Onuphrius u Onoufrios es uno de los personajes que son venerados por la iglesia católica, es considerado como un “santo”, en la antigüedad San Onofre era un guía espiritual para la  Iglesia Católica Romana y en las Iglesias Católicas orientales; fue conocido como el  Venerable Onuphrius y San Nofer el anacoreta en una de las religiones ortodoxas orientales, este hombre tuvo un estilo de vida a manera de ermitaño en la región del desierto de Egipto en el silo IV. Se considera que San Onofre fue el padre del desierto y gracias a esto formo la leyenda de “San Onofre” la cual tuvo un gran impacto en lo espiritual de la cultura oriental aproximadamente en el siglo III y IV, en el momento en donde el cristianismo estaba comenzando a ser parte del imperio Romano.

La Leyenda de San Onofre

Como San Onofre fue un hombre que estuvo muchos años en el desierto, muchas personas se inspiraron en el para seguirlo, decidieron hacer oraciones San Onofre en medio del desierto para que les ayudara a soportar los calores tan fuertes que padecían en el desierto y en sus caminos de destino, también les pedían para que les ayudará con el frío extremo del desierto, muchas personas cuando estaba en medio de este desierto se encontraban sin nada solo rodeados de animales peligrosos y ladrones.

San Onofre se logró establece con este nombre en primeramente la ciudad de cenobium esta ciudad estaba muy cerca de Hermopolis de Tebas que estaba ubicada en Egipto, posteriormente mucho después un hombre reconoció en el desierto a san Onofre este era llamado como San pafnucio, cuando tuvo ese primer encuentro con San Onofre este se asustó a verlo.

 San Onofre estaba cubierto de mucho pelo y con muchas hojas, parecía una bestia salvaje, este hombre estaba desnudo solo lo cubría una hoja que estaba cocida en una de las hojas que cubría sus lomos, después de este encuentro fue publicada la existencia verdadera de San Onofre. Este le conto sus historias a hombre y después le dijo que fue enviado para decirle que estaba a punto de morir, que San Onofre fue enviado para enterrarlo, y así fue.

Oración a San Onofre

¡Oh Gran San Onofre!, desde que estuve pequeño pudiste ser bendecido por Dios,

no moriste, ni fuiste devorados por las fuertes llamas des desierto, tú fuiste santo y humilde tanto en tu casa como en el desierto caliente. Pásate por una dura vida por eso Dios te envió un ángel para que todos los días te alimentara, fuiste tan humilde, que lograste hacer muchas penitencias hasta tu muerte, tanto fue que hiciste así que un grupo de ángeles estaba a tu lado cantando y guardándote.

Siempre serás muy querido y amado por Dios, eres el patrón de mi casa propia, acudo ante ti con humildad y fervor para pedir tu ayuda y me ayudes a rogar ante Dios por mi vida, mi causa, mi familia para que me ayudes siempre a estar bien. Amen.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *